RECUENTOS DEL CAMINO…    

Nydia Margarita Robleda Moguel, alias, Margarita Robleda, alias, Atrevida Robleda Moguel o Rana Margarita de la Paz y la Alegría… nació del amor entre Jorge Luis Robleda Casares y Nydia Moguel Guzmán en Mérida Yucatán, México, el 25 de abril de 1950. 

A los pocos días de nacida la familia cambió su residencia a San Antonio Texas, cuna de su madre, donde vivieron sus abuelos yucatecos casi 60 años. Un par de años después se mudaron a la ciudad de México y casi al cumplir los seis años regresaron a su natal Mérida, y vivió en una casa vieja de techos altos y patio grande dónde floreció la fantasía alimentada por las lecturas de los maestros de todos los tiempos. 

Jorge Luis, Marianela, Mary Carmen, Alis y Cristina fueron sus hermanitos con los que disfruto a unos padres que intentaban ofrecerles mundos alternativos como la siembra de huevos de tortuga para preservar la especie, antes de que estuviera de moda la ecología en Isla Mujeres, donde su padre era Jefe de Zona de Pesca de la Península de Yucatán y la consciencia de las necesidades del prójimo que, promovía su madre en derredor y que tan bien supo entender su abuela doña Nela Casares Pérez, quien después de vivir la opulencia de las familias de hacendados henequeneros que llevaban a sus hijos a estudiar a Europa, dedicó su vida a solucionar necesidades de la comunidad, como la fundación del Asilo Celaray para los ancianos.  

Después de terminar la educación primaria, Margarita fue a vivir con sus abuelos a San Antonio Texas de 1963 a 1965 y estudió en Incarnate Word High School. ¡El horizonte se extendió! El mundo era más amplio que su península de Yucatán. —Las fronteras se diluyeron y en ese entonces entendió lo que muchos años después pudo expresar— << I´m bilingual, bi cultural, but most of all by heart! Los yucatecos nacemos con una guitarra, por lo que se pueda ofrecer>>. Por lo que de una manera natural comenzó escribiendo canciones de las típicas románticas del despertar de la vida, pero terminó siendo mucho más fuerte su sentido de justicia y verdad, así que inició componiendo de las llamadas “de protesta”, porque el mundo estaba en ebullición. Era 1968 y en todas partes los jóvenes salían a las calles a manifestar su descontento sobre la realidad que vivían. —Ella menciona— <<Cuando lo veo a la distancia, no entiendo por qué escribía esas canciones; no estaba en la universidad, soy autodidacta y mi entorno tenía otros intereses más ligeros, como “pescar un buen marido” y esas cosas. Pero yo desde siempre me preguntaba sobre el sentido de la vida y el personaje de Jo, en Mujercitas, me dio permiso para buscar un camino diferente. Escribí canciones como ‘Hay que cambiar este mundo…’ porque…  ¡Estaba conectada con él!>>  

En 1970 salió de Mérida a buscar su camino. Presentía que tenía que haber algo más que simplemente “nacer, crecer, reproducir, consumir y morir…” carecía de capacitación para el trabajo. Únicamente hablaba inglés. Fueron tiempos muy difíciles de comprender y sobrevivir.  <<Duele —comenta— ese “No soy de aquí, ni soy de allí […]” que tan bien supo plasmar Alberto Cortés>>. Participó a nivel nacional en el programa Siempre en Domingo con la canción de ‘Hay que cambiar este mundo'.  El Universo la fue llevando y terminó viviendo en Guachochi, sierra Tarahumara en el estado de Chihuahua, como maestra voluntaria. Su vida cambio al descubrir que la felicidad era tener sus necesidades básicas cubiertas y ser útil, que no estaba sola, estaba consigo misma. Y el amor con la sierra se enraizó. —A través de los años siempre comenta— <<Mi corazón está atorado de un pino y mi espíritu vaga por las barrancas y me llama>>. En esa época surgió, con el apoyo de Gena García y Glenda Blee, su primer LP ‘Margarita le canta a su Dios y a sus amigos’ con canciones de búsqueda y oración.  

Su libro favorito es El Principito y después de leerlo infinidad de veces, transformó sus preguntas en canciones y luego en fábulas y metáforas. Los adultos, por lo general, no comprenden la profundidad en la sencillez, les gusta complicarse la vida y no supieron entender el mensaje de estas canciones; ellos escucharon voces de “animalitos” y la mandaron con los niños. Fue entonces cuando decidió dedicarse a ellos y armó un espectáculo musical y grabó, por su cuenta, su primer disco LP para niños ‘El mundo de Margarita y Chavita’. Con el apoyo de Víctor Vera consiguió el patrocinio para dos programas de televisión y de radio en su natal Mérida Yucatán: “El mundo de margarita y Chavita” y El mundo de cristal”. Tiempo después se dio cuenta de que ningún producto comercial era suficientemente bueno. <<Si me interesaban los niños —se dijo— tenía que interesarme también de qué se alimentaba su estómago, su mente, sus sueños. Opté por ser “cantante esquinera y parquera” por elección>>. Artista independiente.  Era 1979. 

La literatura llegó después. Fue cuando cayó en cuenta de que los cuentos tradicionales eran cuentos de terror. Margarita nos cuenta:  <<En ellos se imponían candados difíciles de romper. Las mujeres tenían que ser “mensas y mansas, esperando ser salvadas” y los hombres no podían dudar, ni equivocarse. La belleza europea, tan lejana a nuestras redondeces latinoamericanas nos lastimaba. Comencé a escribir cuentos sobre niños y éstos sufrían tanto, que regresé a la metáfora. Fue así como surgió uno de mis cuentos favoritos “Inquietudes de una raya”. Este cuento junto con ‘Un puntito llamado Federico’, ‘Casilda de vacaciones’ y 'De que se puede… se puede’, salieron en 1983 en forma de libro  con el título del último cuento, en una pequeña editorial de nombre Amaquemecan. Años después, la falta de material para una pandilla de sobrinos, me hizo lanzarme a escribir mis primeros cuentos para los más pequeños; ‘El Carrito de Monchito’, 'El Gato de las mil narices’, ‘Pulgas, el perro de José Luis’ y ‘Una cola especial’. Los primeros dos libros fueron adquiridos los derechos para formar parte de los programas de lectura bilingües de varias editoriales en los Estados Unidos, como Houghton Mifflin en 1993, Scott Foresman, Hampton Brown, Schollastic y otros>>.  

Durante cinco años participó en Radio infantil con el programa semanal, Caracoleando en la ciudad de México, para descubrir que los niños se sabían las mismas adivinanzas. La más conocida… “Agua pasa por mi casa…” Comenzó a reunir adivinanzas y fue adentrándose al mundo maravilloso del juego de las palabras. Además de las adivinanzas existen los trabalenguas, los colmos, tantanes, las palabras que suenan como idiomas extranjeros, como: <<¿espejo en chino? “Ahí toy”>>. Poco a poco fue comprendiendo la fuerza de las rimas y los juegos de palabras que invitan a los pequeños a la lectura en voz alta, la lectura de comprensión, el enriquecimiento del vocabulario, la lógica y sobre todo el placer de la lectura. “Apagar la televisión y encender a la familia”, se vuelve su lema. Y comienzan a surgir los libros con los juegos de palabras. ‘623 Adivinanzas populares y un pilón de Margarita Robleda’, ‘Trabalenguas, colmos, tantanes, refranes y un pilón de Margarita Robleda’, ‘Y va de nuez’, 'Cucara Macara’… 

<<Poco a poco me fuí especializando en juegos de palabras hasta que llegó el momento en el que me atreví a dar talleres a maestros, padres de familia o estudiantes, en mi calidad de “Doctora en Cosquillas Verbales y Besos de Rana” que se encuentra haciendo una maestría en la Pepena: pepeno ideas, adivinanzas, suspiros y sueño>>. 

Cuenta con 126 libros para niños y niñas publicados en Colombia, Estados Unidos y México. En realidad, la cantidad es por las veces que han sido publicados por las diversas editoriales. Sin embargo, como autora, siempre ha estado pendiente de atender las diferentes necesidades de los pequeños. Es por eso que tiene dos libros en braille. ‘Aventuras en la ciudad’ y 'Cosquillas de curiosidad’ editados por la editorial Amaquemecan. Ambos, no sólo están transcritos al sistema Braille, sino que fueron escritos pensando que los niños invidentes no se atoraran con ninguna de palabra que no pudieran comprender: horizonte, teñir, rojo… La historia se narra a través de los otros sentidos.

 Tiene cuatro libros para los niños de los hospitales, así como ‘Paco, un niño latino en los Estados Unidos’ y ‘María, una niña latina en los Estados’, ambos publicados en inglés y en español por Loqueleo, Santillana USA, para los niños latinos en su proceso de adaptación a su nueva vida.  La editorial Panamericana de Colombia publicó la colección Sentimientos para acompañarlos en momentos difíciles como “Me tengo a mí”, la vuelta a casar, con “Vida nueva” y “Cambio de abuela”, cuando a la abuela le llega una enfermedad senil. —La autora nos confiesa— <<Espero publicar pronto sobre la muerte. El tema es difícil, pero [je, je, je] querámoslo o no, hacia allá nos dirigimos, más vale tenerlo en cuanta, para así sacarle el mayor jugo posible a la consciencia de estar vivos.  Mi espectáculo musical se enriqueció con los cuentos y lleva por título: “Canciones y cuentos con Margarita Robleda”. Aunque en los últimos tiempos en los que estoy dando charlas de prevención de riesgos a jóvenes. ¡Hasta rapera me volví!>>

 

“Punto y aparte”

 

Me pongo las pilas

 y abro los ojos, 

no dejo que me engañen 

los batos a su antojo, 

por medio de la radio 

y la televisión, 

me quieren convencer, 

que yo sea del montón”. 

 

“Fiesta de fantasmas”, editorial Panamericana, es un cuento en humor negro para los que gustan de los cuentos de terror,  —comenta la autora— <<porque creo que ya de por sí, vivimos suficiente>>. A lo que también comentó tener un cajón en espera de ser reeditados y publicados por primera vez, libros de cuentos como “Sueños caracolinos”, “Y todos salimos ganando”, “Una Mexicana que fruta vendía” (premio nacional 1991), “Había otra vez…” (cuentos tradicionales versión ‘Rana’ Margarita Robleda),  “Intentarlos sigue siendo la mejor manera de conseguirlo” (novela juvenil) y “Viaje en Diario”(novela juvenil).  

La editorial Margarita Robleda, nace con el propósito de no sentirme Cenicienta “esperando ser salvada”. Siempre me he preguntado por qué no se fue Cenicienta a la casa de al lado a trabajar. Seguramente ahí la hubieran apreciado mejor, pagado y agradecido. La editorial nace con cuatro colecciones. “Rana, rema, rimas”, que tiempo después compra la editorial Santillana USA, “Cosquillas con las palabras”, “Lagartijas con los sentidos” con “Adivinanzas para oír” y “Preguntas para ver”, con “¿Quién vive en casa de Pita?” —Con, por ejemplo— <<¿Quién vive en casa de Pita? Vive una manguera que está muy apenada, porque abre la boca y la riega>>. Y la colección “Cuentos bilingües” con “Mi avión y yo” y “Mi barco de ensueño”. Ambos en inglés y en español.—Ella comenta— << La verdad es que la distribución, en un país que no lee, es muy complicada. Así que la venta de libros termina siendo exclusivamente en mis presentaciones y nos preparamos para hacerlo a través del internet. Sigo presentándome para chicos y grandes, pero en los últimos tiempos disfruto mucho haciéndolo con los jóvenes. Quizás porque hay muchos colegas que se dedican a los niños y siento que los jóvenes están muy solos. ¡Es una especialidad! A final de cuentas, descubro que regreso a mis orígenes: sigo haciendo canciones de protesta. Mi vocación favorita es hacer: “Lagartijas a las neuronas y cosquillas al corazón del que se cruce por mí camino”. Ahora recorro toda la república mexicana con presentaciones para toda la familia, conferencias y talleres para padres, maestros, niños y jóvenes. Cada año le regalo una semana a El Salvador y otra Guatemala. Me he presentado en España, Estados Unidos, Colombia, Perú, Ecuador, Costa Rica, Cuba y Argentina.  Cuando estoy frente a un grupo con el que logré la conexión entre seres humanos pensantes… entiendo que para ese instante perdido en el universo… nací. Todo tiene sentido>>.  

 

En 1991 DEMAC un instituto de estudios sobre la mujer, publicó su primera novela de adultos ¿Quién es Irene Torres? ‘Atrevida’ Robleda Moguel, se lanzó al ruedo a hacer su propuesta. En ese entonces, novelas como “Arráncame la vida”, de Ángeles Mastretta, “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel, “Demasiado amor” de Sara Sejovich… entre otras, inundaban el mercado. —Margarita nos cuenta— <<La novela agotó sus 3000 ejemplares de boca en boca y por razones que he olvidado, durmió el sueño de los justos: la nada. Por una situación inesperada, en el 2013 se la presté a una mujer de edad similar a Irene y ésta me dijo: ¡yo soy Irene Torres! Descubrí que Irene aún tenía mucho que dar y decidí reeditarla por mi cuenta. Las editoriales viven tiempos extraños donde parece que su único interés es producir “novedades”. No les dan a los libros el tiempo necesario para tomar su verdadera dimensión y alcanzar el nivel de clásicos. Ahorita lo veo con Irene casi 25 años después. En ese entonces, eran las mujeres quienes la recibían y se sentían liberadas de escuchar en voz de Irene sus anhelos y preguntas. Ahora veo con sorpresa, que los hombres se están acerando. Como si detrás de gritos y golpes hubiera una llamada de auxilio. ¿Cómo se manejan los sentimientos? La segunda parte de la novela no se publicó. Ahora la evalúo para ver si vale la pena la tala de árboles. Aunque el pensar que quizá el irnos conociendo mejor nos permita comunicarnos con mayor claridad, es una meta muy atractiva>>. 

En el 2015 nace la fundación MARGARITA ROBLEDA I.A.P. <<¿Por qué con mi nombre? —Nos dice— Porque no esperaban nada de mí y quiero regalarle a las nuevas generaciones de niñas el permiso de luchar por sus sueños>>. La base se encuentra en Mérida Yucatán en el Centro Cultural, “De que se puede… se puede”, en recuerdo de su primer libro y su objetivo es ser un centro generador de conciencia humana y comunitaria. <<Tendremos vehículos para llevar bibliotecas móviles a las comunidades mayas y a las más necesitadas de la península de Yucatán o del mundo>>. 

—La fotografía es su última pasión— <<Me encanta. Es un descubrir lo que los otros pasaron de largo y no vieron. Es encontrar la belleza en lo que otros manejan como desperdicio. Es captar el instante de la oportunidad y plasmarlo. Y luego, utilizar la maravilla de la tecnología para compartir mis “RanaVenturas”, que quizá un día se vistan de libro, en mi muro o página de Facebook o página web, donde con texto y fotos narro los viajes por el mundo que me han regalado las regalías de los cuentos. Creo firmemente que no hay mejor dinero que el que se invierte en experiencias.

Llegó el momento de exhibir mis fotografías. Ese es un paso trascendental. Comprendí que la palabra exponer, tenia que ver con el acto de exponerse a ojo ajeno, a la crítica, al juicio… el miedo paraliza, pero al hacerlo, al exponerse, se define, se manifiesta y se crece. Después de mi primer exposición, decidí traducir las imágenes en palabras y surgió así Mujeres del mundo. Imagen y palabra. Tan distintas, tan iguales, tan hermanas. Se armó una charla que he llevado a todas ciudades y se concretó en un libro artesanal, elaborado por Francisco Mendivil, donde las fotografías van bordadas con el poema que las describe. Es libro tuvo una gran aceptación en el Congreso de Lectura: para leer el Siglo XXI en la Habana, Cuba. Luna de lunas, es otro libro de la colección Imagen y palabra, elaborado en la misma técnica. 

¿Cómo me definiría? En búsqueda. Si veo hacia atrás, descubro que siempre he estado buscando la manera de responderme preguntas y encontrar vehículos para comunicarme con los distintos grupos, con sus necesidades. Sin embargo, hay algo que siempre ha estado presente: el humor, la ternura, la sorpresa. No me gusta arrancar la risa fácil con pipi, popó y pupú… como se acostumbra en los últimos tiempos. Retar a la inteligencia y, como fruto, arrancar una sonrisa me parece mucho más interesante. No sé por dónde me irá llevando la vida, pero espero seguir siendo curiosa y atrevida para ir descubriendo las pistas que me regala el camino. Me gustan muchos los temas de identidad, raíces, sentimientos y valores universales. Descubrir la profundidad en la sencillez. Y todo eso, con humor, con mucho humor para que resbale mejor. 

Al que inicia le diría: ¡Atrévete a descubrir tu voz! No escribas para ser publicado, eso será una consecuencia; escribe porque si no lo haces, algo se atora por dentro; escribe porque lo disfrutas, ¡porque te da la gana!    ¡Croack!>>

Contáctanos

Tel.

01 (999) 6889 048

E-mail 

info@margaritarobleda.com.mx

Redes Sociales

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

© 2018 por Margarita Robleda SA de CV.